¡Hola, Bienvenidos!

¡Hola amigos!


Me llamo Alicia. Os abro encantada las puertas de este blog. ¡Bienvenidos!

La cocina para mí es entretenimiento, un motivo para relajarme, expresarme, experimentar y hacer disfrutar a quienes prueban mi comida; incondicionales mi familia y amigos (siempre muy agradecidos), tengo motivos para poner pasión en cada uno de los platos que elaboro, ojalá logre transmitírosla.


Lo dedico a mi madre.

sábado, 29 de noviembre de 2014

JUDÍAS VERDES A LA ANDALUZA



No sé si conocéis esta receta de judías que se hace por Andalucía. Con muy pocos ingredientes os podéis encontrar con una comida muy rica, se hace pronto y no es nada complicada. A mí me gusta mucho la verdura, pero no me gusta tomármela cocinada siempre lo mismo, pues entonces sí que cansa y de los aburridos salen los carnívoros y devoradores de comidas poco recomendables. Contribuyo con un granito de arena para que encontréis el delicioso sabor de la verdura cuando está bien condimentada. Os dejo esta receta esperando que sea de vuestro gusto.


 

Ingredientes:




- Judías verdes cocidas 300 g.
- Ajos 2-3.
- Pimiento choricero 1 grande.
- Pan 2-3 rebanaditas.
- Agua de cocer las judías 250 ml.
- Aceite de oliva 8 cdas.
- Pimienta molida (opcional).
- Sal.





Elaboración:


Limpias de hebras y de puntas hemos cocido las judías después de lavarlas bien. El tiempo dependiendo de la calidad puede estar entre 25, 30 minutos en cacerola normal. Para cocerlas las echáis en el agua hirviendo con un poco de sal. Terminadas de cocer las retiramos escurridas a un plato. Reservamos el agua de cocción.





Mientras, pondremos a hidratar el pimiento choricero, sin semillas y abierto, en agua muy caliente.





 





En una sartén ponemos el aceite y cuando esté caliente freímos los ajos y el pan.







Los retiramos a un vaso de batidora añadiendo la carne del pimiento raspada y el agua de cocer las judías (250 ml.). Batimos.


 

En el aceite sobrante de la fritura volcamos las judías y las salteamos impregnándolas bien con la grasa, cinco minutos.

A continuación echamos sobre ellas el batido y dejamos que cuezan juntos cinco o diez minutos más, hasta que quede una consistencia de salsa no muy densa.




Servimos calientes.

jueves, 27 de noviembre de 2014

SALPICÓN DE PULPO



La receta de esta ensalada me la ha pedido mi amiga Alba, pues la probó una vez y quiere ponerla ahora en estas fiestas. Lo cierto es que está muy buena y al ser un plato frío viene estupendamente tenerla preparada con antelación, ahorrando el tiempo de las ensaladas de última hora que la mayoría de las veces se mustian y deslucen si esperan. Esta es al contrario, si la dejamos de un día para otro se mejora, los sabores se unen y se intensifican.

Es una buena opción, espero que os guste.



Ingredientes:



- Pulpo cocido 2 patas.
- Tronquitos de mar 12.
- Gambas congeladas y cocidas 200 g.
- Alcaparras en vinagre.
- Pimientos rojo, verde y amarillo, un trozo de cada uno.
- Cebolleta 1 mediana.
- Perejil fresco.
- Aceite de oliva.
- Vinagre de vino blanco.
- Sal.








Elaboración:






Troceamos el pulpo y los tronquitos y añadimos las gambas.



 



  









Cortamos en cuadritos los pimientos y la cebolleta.















Incorporamos las alcaparras y el perejil picado.

Sazonamos con sal, aceite y vinagre. Por cada seis cucharadas de aceite, tres de vinagre, aunque el aliño va en gustos. Mezclamos.






Mantenemos en el frigo, tapado, hasta servir.



martes, 25 de noviembre de 2014

EMPANADILLAS RELLENAS DE DULCE DE BATATA



Hemos empezado con el pistoletazo de salida de los dulces navideños, si os acercáis a blogs de cocina y repostería comprobaréis que ya han empezado a mostrárnoslos, y es que nos ha entrado la fiebre de hacer nuestros propios dulces en casa. Hay para todos los gustos y verdaderas maravillas ¡Estos blogueros trabajan bien! Con su buen hacer nos enseñan cómo elaborar los dulces típicos de estas fiestas, y otros, que aunque no sean los propiamente dichos, se adaptan de igual manera para celebraciones.

Me he aventurado a dejaros la receta de estas empanadillas, y como siempre os digo, si yo las hago... vosotros también.

Empezaré por la elaboración del dulce de batata, que luego servirá para rellenar las empanadillas ¡Vamos con ellas!



Ingredientes para el dulce de batata:







- Batatas medianas 2.
- Azúcar blanquilla 2 cdas. (Una por batata).
- Canela molida ½ cda.
- Ralladura de ½ limón.









Elaboración:


 




Pelar las batatas y cortarlas en láminas. Ponerlas en un cacito y añadirles el azúcar (no nos gusta demasiado azucarado, si es de vuestro gusto poner una cucharada más por batata), la canela y la ralladura.



 





Cubrir de agua (sólo cubiertas, sin añadir más agua). Cocer a fuego medio hasta que queden blandas y hayan perdido todo el líquido. Triturar con la batidora. Volcar en un recipiente y reservar.






 

Ingredientes para las empanadillas:


  
- Harina normal 250 g.
- Azúcar blanquilla 60 g.
- Aceite de oliva suave 60 ml.
- Anís (licor) 30 ml.
- Vino dulce 30 ml.
- Huevo 1.
- Levadura Royal 1 cda.
- Azúcar glas para emborrizar.





Elaboración:


Mezclamos el anís, el vino dulce, el azúcar y el aceite en un bol. Añadimos la mitad de la harina con la levadura y la integramos, incorporando el huevo sin batir y uniendo. Incorporamos la otra mitad de la harina.








Amasamos sobre la encimera ligeramente enharinada, cinco minutos.

Dejamos un rato descansar (1-2 horas en el frigo, tapada con film).




Encendemos el horno a 180 ºC.


 


Estiramos con el rodillo sobre la encimera, muy poco enharinada (veréis que no se pega) dando un grosor aproximado de ½ centímetro. Cortar círculos con el tamaño aproximado del diámetro de un vaso de agua. Utilizamos los recortes estirando de nuevo la masa y formando nuevos círculos hasta terminarla. Levantamos con mucho cuidado, poco a poco para no deformarlos, y colocamos sobre la mano o sobre la placa de horno con papel sulfurizado.




Rellenamos sirviéndonos de una cucharilla con el dulce de batata (no pongáis demasiado pues si no reventarán al hornearlos, siendo además más complicado cerrar las empanadillas). Unimos los bordes y sellamos haciendo un cordón (repulgue) o presionando con los dientes de un tenedor.



Horneamos 15-20 minutos. No se dorarán pues no las hemos barnizado. Dejamos un rato airear y espolvoreamos abundante azúcar glas por encima.


domingo, 23 de noviembre de 2014

ARROZ NAVIDEÑO CON PASITAS, BACÓN Y PIÑA



Me gusta acompañar las carnes en Navidad con este arroz, es vistoso y sabe muy rico, así podemos completar, y de paso adornar, un plato al que parece le falta algo. Las guarniciones tienen un papel importante y hay que darles un lugar merecido. Por deciros algo más en su favor, hasta a veces solucionan las comidas de los peques a los que no les gusta nada de lo que hay en la mesa ^O^.  Esta guarnición os arreglará ese problema.



Ingredientes:





- Arroz vaporizado cocido 200 g.
- Pasitas de Corinto maceradas en brandy 40 g. (opcional el macerarlas)
- Piña natural 3 rodajas.
- Bacón ahumado en tiras 60 g.
- Mantequilla 1 cda. sopera.
- Sal.






Elaboración:


Cocemos el arroz en agua hirviendo y abundante con un poco de sal durante veinte minutos. Pasamos por agua fría y reservamos.

 




Fundimos la mantequilla en una sartén y enseguida doramos el bacón.










Añadimos las pasitas escurridas del brandy (de no macerarlas conviene hidratarlas en agua un rato) y la piña cortada en dados. Sofreímos un par de minutos.




 





Incorporamos el arroz para calentarlo y mezclamos.








Es una guarnición que podemos tener adelantada, manteniéndola en el horno a baja temperatura hasta el momento de usarla o dándole un golpe de calor en el microondas tres minutos antes de llevarla a la mesa.

viernes, 21 de noviembre de 2014

CODORNICES CON PERAS



Puede ser un plato de Navidad, si queréis. No es difícil de hacer y para aquellos a los que les agrada la combinación de frutas y carnes les parecerá de fiesta.

¿Os he dicho alguna vez que estos platos un poco sofisticados no debéis dejarlos para el momento? Siempre aconsejo, y si no lo he hecho lo hago ahora, no quiero hablar por hablar, que es mejor probarlos antes, por si no nos agradan y por si además podemos mejorarlos. Probad antes, con una muestra valdrá, así comprobaréis si es de vuestro gusto o no.

Esta manera de preparar las codornices la conozco hace ya tiempo y sólo le encuentro un fallo y es que la carne puede quedar un pelín dura. Para prevenirlo os aconsejo antes de pasarlas al horno dorarlas en una sartén y después cocerlas en olla exprés quince minutos, lo suficiente para ablandar la carne y que no se deshaga. Luego las untamos con la miel y seguimos ya con la receta.


`

Ingredientes:



- Codornices limpias 4.
- Pasitas de Corinto 50 g.
- Peras Conferencia 4.
- Miel líquida 4 cdas.
- Brandy ½ copa.
- Mantequilla 30 g.
- Canela en polvo.
- Harina 1 cda.
- Pimienta.
- Sal.




Elaboración:



 




Dejamos macerar las pasas en el brandy.






 




Pelamos las peras, retiramos los corazones. Las cortamos en cuatro y en vertical. Rociamos con canela molida.











Lavamos las codornices, las secamos y las salpimentamos. Las pincelamos con la miel.










Con el horno encendido a 175 ºC preparamos un recipiente untado con mantequilla. Las colocamos rodeadas de los cuartos de pera y las pasas, rociamos con el brandy de la maceración. Dejamos asar treinta minutos aproximadamente. Añadiremos a la mitad del horneado ½ vaso de agua.






Retiramos el jugo que ha quedado en el recipiente de asar y lo colamos, reservando a temperatura baja las codornices dentro del horno, para que nos de tiempo a preparar la salsa sin que se enfríen. Añadimos la harina y la mantequilla al jugo, batiendo con varillas y con energía para que no se formen grumos. Cocemos a fuego medio, controlando el espesor.

Sacamos las codornices y cubrimos con la salsa.


miércoles, 19 de noviembre de 2014

TOMATES PROVENZAL A MI ESTILO



Muy buena guarnición para todos los días laborables y por descontado para las fiestas. Esta Navidad podría ser un buen momento para lucirlos en la mesa, sorprendiendo a los nuestros. Quedan buenísimos y los cocina el horno. Acompaña pescados y carnes y a la pasta le sirve de buen complemento.

¿Ingredientes?... los mínimos ¡No me diréis que no os lo pongo fácil! Os dejo la receta gustosamente.

Gracias Raquel Galín del blog: Mi diversión en la cocina, y gracias Manoli de EL BLOG DE MANOLI y Los postres de Manoli, les agradezco mucho que hayan tenido conmigo el detalle de nominarme con sus premios. Si aún no las conocéis me gustaría ser la primera en llevaros hasta ellas y así comprobaréis qué tipo de cocina nos regalan, son fantásticas. Un beso grande para ellas.



Ingredientes:




- Tomates de rama rojos y prietos 4.
- Ajos 1 diente grande.
- Perejil un manojito.
- Pan rallado para espolvorear.
- Queso Parmesano rallado.
- Pimienta blanca molida.
- Aceite de oliva.
- Sal.




Elaboración:


Encendemos el horno a 180 ºC.

Lavamos los tomates y los cortamos por la mitad (si queremos que resulten decorativos no les desprendemos el tallo). Disponemos sobre una bandeja de horno con el lado de la piel abajo. Salpimentamos y regamos con un hilo de aceite de oliva. Espolvoreamos pan rallado.
Picamos menudo el ajo y el perejil cubriendo cada mitad. Ponemos un copete de queso Parmesano encima y volvemos a regar con un hilo de aceite.



Introducimos la bandeja en el horno veinte minutos. Los primeros diez mantenidos a 180 ºC, los diez últimos a 200 ºC. Los tomates habrán quedado cremosos por dentro, y sobre ellos se les habrá formado una costra crujiente muy rica, las dos texturas hacen un delicioso contraste. Servimos calientes, unas mitades hacia arriba (los que no tienen tallo) y otras hacia abajo (con tallo).


lunes, 17 de noviembre de 2014

MINESTRONE



Llevo un tiempo inspirada con las recetas italianas y como me gusta variar mucho las comidas, es una alternativa muy acertada. La cocina italiana me gusta. Me atrevería a decir que al menos una vez en semana comemos italiano, contando pizzas, pastas de todo tipo, risottos, ñoquis, frittatas...

Me acordé estos días atrás de la sopa minestrone y es por eso que he decidido explicaros cómo la preparo yo, que más que una sopa lavada es un plato contundente, en mi versión. ¿Grasas? pues no le pongo ninguna, salvo aceite de oliva, aunque mi marido siempre que la hago me dice lo mismo: "A esto le habría venido bien una puntilla de chorizo o de jamón". Y yo le digo: Otro día. Esa puede ser vuestra elección, si os apetece.



Ingredientes:


- Puerro 1.
- Cebolla ½.
- Apio 2 ramitas.
- Tomate maduro 1.
- Laurel 1 hoja.
- Caldo de verduras 1 litro.
- Aceite de oliva 6 cdas.
- Patata 1 mediana.
- Zanahoria 1.
- Guisantes en conserva 4 cdas.
- Alubias blancas cocidas 200 g.
- Pasta 2 puñados.
- Pimienta molida (opcional).
                                                          - Sal.



Elaboración:







Ponemos el aceite en una cacerola y sofreímos cortados menudos la cebolla, el apio y el puerro con el laurel.




 


  

Cuando transparenten añadimos el tomate sin piel y cortado en daditos.





 





Cinco minutos después volcamos el caldo de verduras y cuando rompa a hervir echamos la patata y la zanahoria en trozos medianos.




 


  

A medio cocer la patata y la zanahoria incorporamos las alubias, los guisantes y la pasta. Probamos de sal y si es de nuestro gusto ponemos pimienta recién molida.







Cuando la pasta esté cocida (ocho, diez minutos) servimos, con un poco de perejil. ¡Y a disfrutar!

sábado, 15 de noviembre de 2014

CARNE DE MEMBRILLO EN LA EXPRÉS



¡Qué complicada era de hacer antiguamente! más de una persona que ha querido hacer carne de membrillo se ha desanimado con tan sólo conocer el proceso de elaboración.

La olla exprés vino a solucionar problemas de muchas comidas que requerían de cocciones lentas y pesadas, supuso un gran invento que en su momento causó furor en las amas de casa y en general en toda la hostelería, que no tardaron nada en hacerse con ella.

Las primeras que llegaron al mercado no difieren mucho de las actuales, pues el sistema sigue siendo el mismo, hoy día la tecnología las ha mejorado hasta tal punto que se han conseguido reducir notablemente los tiempos de cocción.

De nuevo vuelven las tendencias en las cocinas vanguardistas de cocciones lentas, pero ahora resguardando las propiedades de los productos para que se cocinen en su propio jugo y aplicando una temperatura igual o diferente, según lo que se quiera hacer, durante los tiempos de cocinado. Me parece súper bien, aunque yo no llego a esto y hoy por hoy me manejo con pocas sofisticaciones y es como os enseño esta manera de preparar la carne de membrillo con mi olla exprés de toda la vida.




Ingredientes:





- Membrillos limpios de pieles y descorazonados 800 g.
- Azúcar blanquilla 600 g.







Elaboración:


Limpios de pieles y descorazonados los membrillos los troceamos parejos. Pesamos. Pesamos el azúcar.
A mi me pesaron los membrillos 800 gramos, puse 600 gramos de azúcar. Recordad estas cantidades para proporcionar con arreglo al peso de los membrillos limpios. Si queréis poner menos azúcar la carne de membrillo quedará menos sólida, si más, hasta el mismo peso, quedará más dura. Tened en cuenta que con los días y en el frigo endurecerá algo más.


 



Los echamos en la olla exprés, primero los membrillos y encima el azúcar, mezclamos un poco. Tapamos la olla y esperamos con el fuego fuerte a que empiece a girar la válvula para enseguida bajar la llama al mínimo. Cocemos quince minutos.




 

  



Abrimos la olla y trituramos con la batidora cuando haya enfriado algo.










Pasamos a un recipiente, alisando la superficie. Dejamos enfriar del todo y metemos en el frigo cubierto de film.







Una muy buena combinación es servirlo con nueces y queso blanco fresco, tipo Burgos.