¡Hola, Bienvenidos!

¡Hola amigos!


Me llamo Alicia. Os abro encantada las puertas de este blog. ¡Bienvenidos!

La cocina para mí es entretenimiento, un motivo para relajarme, expresarme, experimentar y hacer disfrutar a quienes prueban mi comida; incondicionales mi familia y amigos (siempre muy agradecidos), tengo motivos para poner pasión en cada uno de los platos que elaboro, ojalá logre transmitírosla.


Lo dedico a mi madre.

miércoles, 27 de febrero de 2013

REMOJÓN GRANADINO




  

Ingredientes:


- Naranjas de mesa.
- Cebolletas tiernas.
- Bacalao sin desalar.
- Aceitunas negras sin hueso.
- Aceite de oliva.






 

Elaboración:



Pelad y cortad las naranjas, primero en rodajas gruesas y luego cada rodaja por la mitad. Disponedlas en una fuente o bandeja, cubriendo el fondo. Cortad también las cebolletas en trozos regulares y pequeños, distribuyéndolas sobre las naranjas cortadas. Cortad tiritas de bacalao ( previamente pasadas por el grifo) y colocadlas sobre éstas. Añadid las aceitunas enteras o a la mitad. Regad generosamente con aceite de oliva. No pongáis sal.


 









  


Se trata de una ensalada típica de Granada, en los pueblos de la ciudad introducen otros ingredientes, pero en lo básico que son las naranjas, el bacalao, las aceitunas y las cebolletas no hay variación. Todas ellas son estupendas y muy apetecibles. Acompaña perfectamente muchos platos ya sean de potajes, tortillas, pescado frito y migas de pan (algún día os pasaré la receta y veréis qué fáciles son de hacer) o sémola, y por sí misma, esta ensalada, puede constituir un magnífico primer plato, aprovechándonos de la temporada de la naranja que está en su mejor momento.

LENTEJAS ESTOFADAS




Ingredientes para 4 personas:


- Lentejas pequeñas tipo Lanzarote 400 g.
- Tomate 1.
- Cebolla 1.
- Pimiento verde 1.
- Ajos 4.
- Laurel 1 hoja.
- Apio 2 ramas.
- Zanahorias 2 grandes.
- Pimentón de la Vera 1 cucharada sopera colmada.
- Cominos molidos 1 cucharada sopera rasa.
- Caldo de carne 2 pastillas.
- Sal.
- Pimienta en grano.
- Aceite de oliva.

 

Elaboración:


No es necesario, para este tipo de lentejas, el ponerlas en remojo la víspera. Tampoco pongo las demás desde hace bastantes años y me va bien, por lo cual prescindo de este paso, dejando para alubias y garbanzos el inevitable remojo.
La lenteja de Lanzarote la descubrí por casualidad hará unos diez años y sólo la he visto en un hipermercado próximo a mi vivienda. Desde que las probé siempre las compro. Son semejantes en tamaño a las pardinas, menos redondas y con un color dorado muy bonito. Dicho esto, comienzo explicándoos cómo preparo este potaje. 

Pongo agua en una cacerola, 2 litros, y añado el tomate entero, la cebolla cortada a la mitad, el pimiento verde (grande), los ajos sin pelar, el apio, el laurel, las zanahorias cortadas en daditos, los cominos, las pastillas de caldo y unos granos de pimienta negra (no siempre les pongo zanahorias, depende de lo que tenga en casa, que pueden ser judías verdes, calabaza, espinacas, calabacín, acelgas, patatas... Si mi marido me lo pide, le echo un poco de chorizo, un poco de morcilla de cebolla, panceta frita o taquitos de jamón serrano).
Conviene no sobrepasarnos con la cantidad de agua, ya que si no nos encontraremos con unas lentejas nadando, sin sabor, aguadas. Más vale quedarnos cortos de agua, que siempre habrá lugar de añadir más (la temperatura del agua que añadamos es indiferente).

 
 


En una sartén echamos 4 cucharadas soperas de aceite, y cuando esté caliente ponemos la cucharada de pimentón de la Vera (Es el mejor para las lentejas, pues le aporta un regustillo ahumado muy agradable - Podéis también utilizarlo en cazuelas, arroces y diversos potajes-) y como siempre cuidaos de no quemarlo.




 


Volcad la sartén en las lentejas. Movedlas con movimientos cimbreantes, para no romperlas, o con una cuchara de madera con mucho mimo.


 
 


A los veinte minutos de cocción, retiramos el tomate, la cebolla, el pimiento y los ajos. Pelamos el tomate y los ajos. Los pasamos a la batidora, pero con el vaso de filtrar (si no lo tenéis pasadlo por alto). Aclarar con un poco de agua del grifo y añadid lo molido al guiso, mezclando suavemente.




Dejamos terminar el guiso otros diez minutos, rectificando de sal.

Para la cocción perfecta de las lentejas es importante que empecemos hirviéndolas a fuego alto y en el primer hervor reduzcamos al medio durante todo el tiempo. En total serán de 25 a 30 minutos desde que empiezan a hervir. Os aconsejo que las dejéis reposar quince minutos (fuera del fuego) antes de servirlas.


Con esta receta espero que a Pele le salgan buenas a partir de ahora. Para ella y para otros que me la han pedido.

lunes, 25 de febrero de 2013

CAZUELA DE FIDEOS




Ingredientes para 4 personas:



- Fideos gruesos 200 g.
- Cebolla 1.
- Pimiento verde 1.
- Ajos 2.
- Tomate 1.
- Laurel 1 hoja.
- Hierbabuena 2 ramitas.
- Pimentón dulce 1 cucharada sopera rasa.
- Tacos o filetes de tintorera 250 g.
- Gambas arroceras 200 g.
- Almejas 150 g.
- Alcachofas 2.
- Habas verdes 150 g.
- Patatas 2 medianas.
- Pimientos rojos asados 3 pequeños.
- Aceite de oliva.
- Sal.



Elaboración:


En una cacerola con agua, 2 litros, coceremos las gambas, la tintorera y las almejas (que hemos tenido un rato sumergidas en agua y sal, para lavarlas y que suelten la arenilla). En diez minutos estará todo cocido.

Colamos el caldo y reservamos el pescado y el marisco.



 




 


Freiremos en una sartén, con dos cucharadas soperas de aceite, primero los ajos enteros y pelados; a medio freír incorporamos la cebolla cortada en juliana, cuando transparente añadimos el pimiento verde cortado en aros gruesos, seguimos con la fritura y cuando haya ablandado el pimiento pondremos una cucharada de pimentón y rehogaremos un minuto, tendremos preparado un tomate pelado y cortado en daditos, acabando la fritura en un par de minutos más.










Pasaremos la verdura a un vaso batidor con caldo de la cocción del pescado y una vez batido lo añadimos al resto del caldo. Mezclamos y reservamos.

 














En cuatro cucharadas de aceite puestas en una sartén, freiremos las habas, las alcachofas cortadas en cuartos y las patatas en trozos regulares y no muy grandes, con una rama de hierbabuena y salamos un poco. Mantendremos el fuego medio. Cuando las patatas hayan tomado un poco de color, retiramos del aceite los vegetales y los volcamos también en el caldo.
 






Ponemos todo al fuego y en cuanto comience a hervir echaremos los fideos y los pimientos asados. Hervimos diez, doce minutos y dejamos reposar con otra rama de hierbabuena y el pescado que teníamos reservado. Rectificamos de sal.






Esta es una receta muy andaluza, deliciosa y que admite variados ingredientes, por ejemplo, podemos sustituir la tintorera por bacalao desalado, cazón, rape, raya, incluso merluza (ésta necesita menos cocción al ser más blanda de carne), también calamares, pulpo o jibia, y hasta varios de ellos a la vez.

Los fideos los podemos sustituir por arroz, ya que hay gente a quien no le gustan.

GUISO DE CALABAZA


 

Ingredientes:



- Calabaza.
- Patatas.
- Acelgas.
- Cebolla.
- Ajos.
- Harina.
- Aceite de oliva.
- Sal.





Elaboración:


Cortaremos en dados gruesos la calabaza (la he comprado envasada al vacío, lista para cocinar), pelamos las patatas, las lavamos y las cortamos también siguiendo el mismo corte de la calabaza. Limpiamos las acelgas de sus hebras y las cortamos en trozos regulares.

 
 














 


Truco: Para no llorar cortando cebollas, a mí me va bien preparar un bol con hielo y agua, y ya peladas, dejarlas un buen rato.







Ponemos agua a hervir, no demasiada pues se trata de hacer un guiso concentrado, es suficiente con que cubra las verduras. Cuando rompa a hervir le echamos un puñadito de sal y las verduras, todas en el mismo momento.







Dejamos cocer por espacio de diez minutos, tiempo que emplearemos en cortar en trocitos tres dientes de ajo y una cebolla entera. 



 





Los pondremos a freír en cuatro cucharadas de aceite de oliva. Primero el ajo, cuando tome un poco de color, le añadimos la cebolla y sofreímos despacio cinco minutos, pasados los cuales volcaremos sobre las verduras con el aceite incluido.

 









 




En esa misma sartén, y sin nada de aceite, pondremos una cucharada colmada de harina corriente de trigo, e iremos moviéndola para tostarla sin quemarla. Desleímos la harina poco a poco con el caldo de las verduras, evitando los grumos, y la echamos a la cacerola. Removemos con cuidado mezclando bien, rectificamos de sal. Terminamos la cocción con todo junto, cinco minutos más.